Noticias y Comentarios


viernes, junio 2

Investigación en Ovnis: Desde Bromas hasta la Actualidad

En el mundo de la ufología, la investigación sobre objetos voladores no identificados (ovnis) ha sido una constante a lo largo de la historia, con momentos clave que han marcado su evolución. Uno de estos episodios curiosos se remonta a una broma protagonizada por Patrick Marechal en Valonia, Bélgica, quien fabricó un ovni siguiendo las descripciones de la oleada ovni belga. Sin embargo, este incidente fue solo el inicio de investigaciones mucho más serias.

En la posguerra, el gobierno de Harry Truman inició el Proyecto Signo en 1947, que posteriormente evolucionó a Proyecto Fastidionota y, finalmente, al famoso Proyecto Libro Azul en 1952. Este último, liderado por Joseph Allen Hynek, marcó el inicio de la ufología como disciplina. Los objetivos eran claros: esclarecer violaciones al espacio aéreo estadounidense, evaluar posibles amenazas y obtener ventajas tecnológicas.

Después de décadas de investigaciones, el Proyecto Libro Azul concluyó en 1969, descartando los ovnis como una amenaza para la seguridad nacional. Sin embargo, el interés no desapareció, y en 2007 surgió el AATIP (Advanced Aerospace Threat Identification Program), un programa secreto del Pentágono liderado por Luis Elizondo. Este programa reveló videos de avistamientos ovni grabados por aviones de combate de la Armada de EE.UU.

Además, el UAPTF (Unidentified Aerial Phenomena Task Force) y la AARO (All-domain Anomaly Resolution Office) son programas más recientes destinados a estudiar fenómenos aeroespaciales no identificados desde perspectivas militares y gubernamentales.

En cuanto a las líneas de investigación, expertos destacados como Donald Keyhoe, Joseph Allen Hynek, Carl Sagan y Donald Menzel han influido en la literatura ufológica. Cada uno aportó perspectivas diferentes, desde la creencia en la presencia extraterrestre hasta el escepticismo sobre los avistamientos.

Hynek, durante el Proyecto Libro Azul, propuso una clasificación basada en la cercanía de los encuentros y la presencia de evidencia física. Posteriormente, otros como Fabio Zerpa expandieron estas clasificaciones a incluir fases como abducciones o contactos telepáticos.

En cuanto a la forma de los ovnis, Hynek sugirió tres configuraciones para avistamientos lejanos: luces nocturnas, ecos de radar y discos diurnos. Sin embargo, muchos han argumentado que la variedad de formas hace que cualquier clasificación sea difícil, ya que cada caso parece ser único.

Los resultados de las investigaciones, a lo largo de los años, han revelado que gran parte de los avistamientos pueden atribuirse a estrellas, planetas, globos y otros objetos terrestres. A pesar de esto, un porcentaje significativo permanece sin explicación, generando un continuo interés en el fenómeno ovni.

En 1969, el Informe Condon concluyó que los informes ovni no presentaban desafíos científicos significativos y no constituían pruebas de presencia extraterrestre. A pesar de estas conclusiones, la literatura sobre ovnis ha continuado, a veces careciendo de rigor científico.

El último informe del Pentágono en 2021, junto con el informe de la Asociación Aeronáutica y Astronáutica de Francia, muestra que el enigma de los ovnis persiste, ya que no hay respuestas claras para explicar cientos de avistamientos inusuales. Este misterio sigue impulsando la investigación en el fascinante mundo de los objetos voladores no identificados.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Matemática simple: así te ayudan a ganar en el póker

El póker no es solo un juego que involucra astucia y suerte; las matemáticas son un actor clave para quienes desean dominar este juego, ya q...

Mensajitos

Mas populares

Últimas Noticias