Directorio Digital de Empresas

Noticias y Comentarios

martes, noviembre 19

Multiplicando con los dedos la tabla del 9

La tabla de 9 es una de las multiplicaciones mas fáciles y se puede hacer con los dedos. Por ejemplo si quiere multiplicar 9×6, doble el dedo que tiene la ubicacion 6 y le quedan 5 dedos a la izquierda y 4 dedos a la derecha.

La respuesta es 54 ….. repita con 9×2, 9×3, 9×4 …… y así hasta el 9×9

lunes, noviembre 18

Curiosidades de Google


Google para muchos es un medio el cúal sin el, no se imaginan el internet, esto porque además de ser el buscador más usado, es dueño de muchas empresas como Google Adsense mediante la cúal muchas personas viven.
Queramos o no, Google es un imperio y no queda de otra a unirseles, así que por ello mismo les dejo 10 Curiosidades sobre el gran “San Google”

1.- Google es un termino erróneo, la idea original era llamarlo gúgol, que es el nombre del numero 10 elevado a la 100. Como una metáfora de la gran cantidad de paginas que proponían indexar. Actualmente se habla de 8.168.000.000 de paginas indexadas.

2.- El botón “Voy a tener suerte” genera perdidas de millones de dolares a la empresa. Han decidido mantenerlo pues a la gente “le agrada”

3.- Existen cientos de dominios que te llevan a google, algunos de ellos están registradas a propósito en caso de que un usuario se equivoque y escriba mal google.com. También es propietario del dominio 466453.com las teclas en un teléfono que escriben google.com

4.- Su slogan inicialmente era Don´t Be Evil.

5.- Gmail estuvo en periodo de pruebas 2 años y medio, y en fase beta más de 5 años.

6.- Nadie sabía con exactitud donde estaban sus datacenters hasta que el 1 de abril de 2008 que hicieron publico en un video de YouTube una de sus instalaciones.

Tus movimientos te delatan


¡Cuidado!
Tus movimientos te delatan

El lenguaje corporal, que no es más que todo lo que tú trasmites por medio de movimientos o gestos, delata completamente tus sentimientos o percepción acerca de la persona con la que está interactuando.
Cuando conversas con una o varias personas, reflejas y envías miles de señales y mensajes a través de tu comportamiento. Así que presta atención y sácale provecho a los siguientes datos, porque tanto en tu vida laboral como en la personal, te serán de gran provecho.

ACTO
LO QUE REFLEJA

Acariciarse la quijada
Toma de decisiones

Entrelazar los dedos
Autoridad

Dar un tirón al oído
Inseguridad

Mirar hacia abajo
No creer en lo que se escucha

Frotarse las mano
Impaciencia

Apretarse la nariz
Evaluación negativa

Golpear ligeramente los dedos
Impaciencia

Sentarse con las manos agarrando la cabeza por detrás
Seguridad en sí mismo y superioridad

Inclinar la cabeza
Interés

Palma de la mano abierta
Sinceridad, franqueza e inocencia

Caminar erguido
Confianza y seguridad en sí mismo

Pararse con las manos en las caderas
Buena disposición para hacer algo

Jugar con el cabello
Falta de confianza en sí mismo e inseguridad

Comerse las uñas
Inseguridad o nervios

La cabeza descansando sobre las manos o mirar hacia el piso
Aburrimiento

Unir los tobillos
Aprensión

Manos agarradas hacia la espalda
Furia, ira, frustración y aprensión

Cruzar las piernas, balanceando ligeramente el pie
Aburrimiento

Brazos cruzados a la altura del pecho
Actitud a la defensiva

Caminar con las manos en los bolsillos o con los hombros encorvados
Abatimiento

Manos en las mejillas
Evaluación

Frotarse un ojo
Dudas

Tocarse ligeramente la nariz
Mentir, dudar o rechazar algo

TRUCOS

Usa tus ojos para hablar

Los ojos son las ventanas del alma. La persona que mira limpiamente a los ojos de otros es una persona segura, amistosa, madura y sincera. Sus ojos y su mirada pueden decir tanto porque expresan prácticamente todas las emociones: alegría, tristeza, inquietud, tensión, preocupación, estimación o respeto. Por sus ojos muchas veces se puede saber lo que está pensando. Por eso, constituyen una ayuda poderosa en la conversación

El uso adecuado de las manos

Tus manos se pueden aprovechar muy bien para complementar tus palabras y dar mayor fuerza a tu conversación. No las utilices inútilmente y mucho menos para hacer cualquier cosa que distraiga a la otra persona. Tampoco las uses violentamente, palmoteando o pasándoselas casi en el rostro a la otra persona

Cuidado con lo que tocas

Hay muchas personas que siempre están dando palmadas en la espalda o tocando a los otros en los brazos, como para llamar su atención. Es bueno demostrar cariño, pero también hay que guardar el debido respeto a los demás. Muéstralo no tocando a la otra persona innecesariamente. Hay quien se siente muy molesto si le tocan, ten cuidado. Pero tampoco hables o escuches con las manos metidas dentro de los bolsillos porque eso denota indiferencia y mala educación

Gestos que denotan impaciencia o aburrimiento

La actitud física demuestra lo que el alma está sintiendo. Si alguien finge interés en una conversación, la otra persona se dará cuenta muy fácilmente por sus gestos y ademanes. Moverse nerviosamente o levantarse, cruzar y descruzar las piernas, moverse en el asiento o mirar constantemente el reloj demuestra aburrimiento y es una gran falta de respeto. Si tienes que mirar la hora, hazlo en el reloj de otro

Aprender a sentarse

Aprende a sentarte tranquilo y comportarte cuando se escucha. Reparte equitativamente el peso de tu cuerpo para no cansarte mientas estás sentado conversando. Si te sientas en el borde de la silla, es indicativo que deseas irte tan pronto como sea posible

Si cambias constantemente de posición, estás expresando a gritos que estás aburrido. Si mueves incesantemente los pies durante la conversación, tu interlocutor pensará que estás molesto, inseguro, irritado, nervioso, cansado o aburrido. Sitúate en una posición cómoda y descansada que te permita respirar mejor y manejar mejor tu voz.

Control de la mirada

Cuando estés hablando con alguien, no estés mirando a todos lados: a la ventana, al techo, al suelo o limpiando sus uñas. Tampoco mires morbosa y curiosamente los zapatos, pantalones, camisa o peinado del que habla. Mantén el contacto ocular, pero sin fijar en exceso la mirada: eso lo hacen los locos. De todas formas, si quieres fijar la mirada durante mucho tiempo en alguien sin cansarte psicológicamente, mira su entrecejo. Para el otro/a no hay diferencia

Control de las expresiones del rostro

¡Sonríe! Intercalar sonrisas cálidas y francas en la conversación transmite confianza, alegría y buena disposición. Sin embargo, no exageres. Sonreír demasiado frecuentemente puede convertir el gesto en una especie de mueca y dar la impresión de que es algo hueco, vacío y fingido. Apretar exageradamente los labios puede delatar que tienes dudas o desconfianza acerca de lo que el otro está diciendo o sugerir que no estás expresando realmente lo que piensas o sientes

Conclusiones

Todo lo que aquí has leído, es una muy pequeña parte sobre el tema del lenguaje corporal. Espero que te haya sembrado inquietudes. Desde luego, puedes empezar a practicar cuanto antes. Además, hay abundante bibliografía en el mercado.

Una fácil explicación de parte de lo que pasó en la crisis financiera global


En una oportunidad se le preguntó a un consultor financiero qué es lo que había pasado en la crisis financiera global y cómo lo podría explicar de la manera más fácil posible. Este consultor respondió de la siguiente manera:

Un señor se dirigió a una aldea donde nunca había estado antes y ofreció a sus habitantes 100 dólares por cada burro que le vendieran. Buena parte de la población le vendió sus animales. Al día siguiente volvió y ofreció mejor precio, 150 por cada burrito, y otro tanto de la población vendió los suyos. A continuación ofreció 300 dólares y el resto de la gente vendió los últimos burros. Al ver que no había más animales, ofreció 500 dólares por cada burrito, dando a entender que los compraría a la semana siguiente y se marchó. Al día siguiente mandó a su ayudante con los burros que compró a la misma aldea para que ofreciera los burros, esta vez a 400 dolares cada uno.

Ante la posible ganancia a obtener la semana siguiente, todos los aldeanos compraron sus burros a 400 dólares y quien no tenía el dinero lo pidió prestado. De hecho, compraron todos los burros de la comarca. Como era de esperar, este ayudante desapareció, igual que el señor, y nunca más se les vio.

De inmediato, la aldea quedó llena de burros y de endeudados. Los que habían pedido prestado, al no vender los burros, no pudieron pagar el préstamo. Quienes habían prestado dinero recurrieron a la Municipalidad diciendo que si no cobraban, se arruinarían ellos; entonces no podrían seguir prestando y se arruinaría todo el pueblo.

Para que los prestamistas no se arruinaran, el Alcalde, en vez de dar dinero a la gente del pueblo para pagar las deudas, se lo dio a los propios prestamistas. Pero éstos, ya cobrado gran parte del dinero, no perdonaron las deudas a los del pueblo, que siguió igual de endeudado. El Alcalde dilapidó el presupuesto de la Municipalidad, el cual quedó también endeudado. Entonces se pide dinero a otros Municipios; pero éstos le dicen que no pueden ayudarle porque, como está en la ruina, no podrán cobrar después lo que le presten.

Resultados:
Los vivos del principio, forrados de dinero. Los prestamistas, con sus ganancias resueltas y un montón de gente a la que seguirán cobrando lo que les prestaron más los intereses, incluso adueñándose de los ya devaluados burros con los que nunca llegarán a cubrir toda la deuda. Mucha gente arruinada y sin burro para toda la vida. La municipalidad, igualmente arruinada.

¿Qué pasó al final? Para solucionar esto y salvar a todo el pueblo, la  municipalidad bajó el sueldo a sus funcionarios.”

Esta historia propone una contrastación que desafortunadamente se asemeja a la realidad; una realidad que debemos contribuir en cambiar.

La Vida es Corta


Un conferencista, al explicar el manejo del estrés a la audiencia, levantó un vaso de agua y preguntó: “¿Cuánto pesa este vaso con agua?” Las respuestas dadas oscilaron entre 20g y 500g. El conferencista contestó: “El peso absoluto no importa. Depende de cuánto tiempo intentemos sostenerlo”.

“Si lo sostengo por un minuto, no hay problema. Si lo sostengo por una hora, tendré un dolor en mi brazo derecho. Si lo sostengo por un día, tendrán que llamar a una ambulancia. En cada caso, es el mismo peso, pero entre más tiempo lo sostengo, más pesado se pone”.

Continuó: “Y así es con el manejo del estrés. Si llevamos nuestras cargas todo el tiempo, tarde que temprano, al hacerse estas cada vez más pesadas, no podremos seguir adelante. Al igual que con el vaso de agua, tendremos que depositarlo por un tiempo y descansar para poder seguir sosteniéndolo. Cuando descansamos, podemos seguir adelante con la carga”.

“Así que, antes de regresar a casa esta noche, deposite la carga del trabajo. No se la lleve a casa. La podrá recoger mañana. Cualesquiera cargas que estemos llevando ahora, dejémosla por un momento si podemos. Relajémonos; recojámosla después una vez que hayamos descansado.

La vida es corta. ¡Disfrutémosla!”

Y entonces compartió algunas maneras de tratar con las cargas de la vida:

Aceptemos que algunos días somos la paloma y otros, la estatua.

Siempre mantengamos nuestras palabras suaves y dulces, en caso que debamos comérnoslas.

Conduzcamos con cuidado. No sólo son autos los que son reclamados por su fabricante.

Nunca metamos ambos pies en nuestra boca al mismo tiempo ya que no tendremos una pierna donde sostenernos.

A nadie le importa si no sabemos bailar bien; sólo parémonos y bailemos.

Cuando todo se nos viene por el camino, estamos en el carril equivocado.

Los cumpleaños son buenos para nosotros; entre más tenemos, más tiempo vivimos.

Pudiéramos ser tan solo uno más en el mundo para algunos, pero para una persona, bien pudiésemos ser el mundo entero.

Bien pudiésemos aprender un montón de los crayones. Algunos son vivos, otros bonitos y otros aburridos. Algunos tienen nombres raros y todos son de distinto color, pero todos tienen que vivir en la misma caja.

Un sabio doctor una vez dijo ...